Follow by Email

jueves, 31 de enero de 2013

La Sábana Santa de Turín.


La Sábana Santa de Turin


El Sábana Santa de Turín —también conocida como el Síndone de Turín— es una tela de lino que muestra la imagen en negativo fotográfico de un hombre que presenta marcas y traumas físicos propios de una crucifixión, junto a otros totalmente atípicos, pero acordes con los hechos relatados en la Pasión y consistente con el lienzo o sábana de la cual nos hablan los evangelios: la sábana nueva y limpia en la cual José de Arimatea, con ayuda de Nicodemo, envolvió el cuerpo de Jesús tras su muerte en la cruz [Mt 27, 57ss; Mc 15, 42ss; Lc 23, 50ss; Lc 24, 12ss; Jn 19, 38ss; Jn 20, 5ss].
Es una gran pieza de lino de 4’41 m de largo y 1’13 m de ancho (después de la restauración del año 2002), amarillenta, raída, sucia, manchada de sangre y quemada. Actualmente se encuentra en la catedral de San Juan Bautista de Turín (Italia).
Los detalles de las torturas que se observan en el Lienzo, evocan las narraciones de los Evangelios: Las señales de los clavos en manos y pies; la “corona de espinas” alrededor de la cabeza; las señales de los azotes; la herida del costado; la ausencia de fractura de huesos de las piernas. La “Síndone” es una imagen, que para los creyentes es un “icono de la Pasión”, como la definió el papa Pablo VI.
Sindone completo en negativo y en positivo
Sindone completo en negativo y en positivo

ALGUNOS HALLAZGOS CIENTÍFICOS

Muchos creen que el sudario de Turín es el lienzo fúnebre de Cristo, es decir, el lienzo en que el cuerpo de Jesús fue envuelto. ¿Hay razones para tal creencia? El sudario ha sido sometido a los estudios más rigurosos de la ciencia, descubriéndose numerosos datos asombrosos.
Mientras muchos hombres fueron crucificados, solo Jesucristo fue además azotado, coronado con espinas y traspasado en el corazón con una lanza, tal como muestra la imagen.
La imagen de Turín, de acuerdo con información obtenida por estudios científicos dignos de todo respeto y jamás rebatidos seriamente, tiene las características siguientes:
Mirando el síndone
Mirando el síndone
- Consiste en una débil mancha amarillenta, difícil de ver cuando se observa a menos de unos dos metros de distancia, que reproduce una vista doble, frontal y dorsal, de un cuerpo humano desnudo, cubierto de heridas, que han dejado también manchas de sangre en el lienzo [ por contacto directo ].
- La imagen no muestra ni la parte superior de la cabeza ni los costados.
- La figura humana, especialmente en el rostro, es de gran precisión anatómica, sin distorsiones.
- Hay una perfecta correspondencia entre ambas caras de la imagen, indicando claramente que fue un cuerpo tridimensional el que estuvo envuelto en el lienzo.
- Las manchas en la tela tienen el carácter de un negativo fotográfico: solamente al hacer una foto en 1898 (Secondo Pia) se pudo apreciar verdaderamente la información allí contenida.
- A diferencia de lo que ocurre en una fotografía, sea en positivo o negativo, hay una correspondencia entre la intensidad de la imagen y la distancia lógica entre un lienzo y un cuerpo cubierto por él. Una función matemática sencilla permite recuperar la tridimensionalidad.
- Detalle del orden de milímetros puede observarse con técnicas de realce de contraste. Esto es especialmente llamativo en el caso de una moneda sobre el párpado derecho.
Cara del síndone en 3D
Cara del síndone en 3D
- No hay pigmento alguno, aun bajo examen microscópico, ni en la superficie de las fibras de lino ni en su interior. Tampoco hay fluorescencia que indique la existencia de sustancias extrañas al lienzo en las zonas de imagen.
- No hay imagen bajo las costras de sangre: la imagen tiene que ser posterior a ellas.
- Las manchas amarillentas tienen características espectrales semejantes a las que muestran quemaduras que el lienzo sufrió en el incendio de 1532.
- Posiblemente significativo: parecen descubrirse huellas de dientes y estructuras óseas en la imagen del rostro y de las manos; en éstas, los huesos de los dedos continúan hasta el carpo.
- La imagen no se vio afectada por la elevada temperatura ni por el agua en el incendio de 1532.
Catedral de Turín
Catedral de Turín

ITINERARIO DE LA SABANA SANTA

Cristo resucitó en Jerusalén. El Evangelio de San Juan dice: “Se inclinó (Juan) y vio las vendas en el suelo; pero no entró. Llega también Simón Pedro siguiéndole, entra en el sepulcro y ve las vendas en el suelo, y el sudario que cubrió su cabeza, no junto a las vendas, sino plegado en un lugar aparte”. Juan 20:5-8.
Hay entonces dos sudarios: el grande que cubría el cuerpo y otro que se pondría sobre este y en el área de la cabeza. Este segundo se encuentra según la tradición en la Catedral de Oviedo.
Pedro y Juan vieron “las vendas” cada uno por su parte y fue parte de aquella primera experiencia de conocer la verdad central de la salvación y de la historia. ¡Cristo ha resucitado!. Lo mas probable es que hayan tomado esta reliquia con inmenso amor para mostrárselas a los demás como la primera prueba de la resurrección. Desde entonces es lógico que se guardase como la mayor reliquia de la cristiandad.
Sobre como siguió su itinerario hay dos teorías. Una, que fueron los Templarios (organización muy prominente en Europa en esa época y que tenía gran interés en las reliquias). Los Templarios guardaban secretamente las reliquias solo para los iniciados entre ellos y por eso no sería raro que la Sábana Santa “desapareciera”.
La segunda teoría propone que la Sábana Santas pasó por Grecia donde habían comunidades latinas relacionadas con Charny la llevaron a esa ciudad.
Hay testimonios históricos y de absoluta certeza que sitúan a la Sábana Santa en Lirey (Francia) a mediados del siglo XIV.
En 1453 la Sábana Santa fue cedida al ducado de Saboya en Chambéry, Francia. En el año 1506, el Papa otorgó a la Sábana Santa una fiesta especial, aprobando una liturgia para la Santa Misa y el Oficio Divino. En el año 1532, sufrió un fuego que le dejó marcas permanentes pero milagrosamente no se llegó a perder. Las hermanas Clarisas pusieron parches en las quemaduras en 1534. Al mismo tiempo se guarda el sudario entre dos paños de tela del mismo tamaño para protegerlo. Dos años mas tarde se descubre que ambos recibieron milagrosamente la imagen del original.
Los Saboya, al trasladar su capital a Turín en 1578, llevaron allí la Sábana Santa. Desde el año 1694, es custodiada (aparte de breves interrupciones) en la capilla que Guarino Gaurini construyó entre la Catedral y Palacio Real de Turín.
En 1898 es tomada la primera fotografía por el abogado Secondo Pia entre el 25 y el 28 Mayo. Se inician los estudios científicos.
Desde 1983, la Sábana Santa es propiedad de la Santa Sede, dejada en herencia por Humberto II de Saboya al Papa.
En 1997 la Sábana otra vez escapa un incendio, esta vez, en la Catedral de Turín. El bombero Mario Trematore pudo quebrar con un hacha el vidrio antibalas que protegía el Santo Lienzo y así, rescatarlo. ¿Como pudo romper el vidrio antibalas con un hacha? Mas tarde el bombero, que no era creyente, explicó que lo pudo hacer porque recibió una fuerza especial de lo alto.
En 1998 se produce la exhibición del Sudario, 18 de Abril al 14 de Junio (para celebrar el centenario de la primera fotografía)
En el 2000, exhibición del Sudario, 29 de Abril al 11 de Junio del 2000 (con ocasión del Gran Jubileo de la Redención).
La Sábana Santa será exhibida en la catedral turinesa entre el 10 de abril y el 23 de mayo DE 2010.
Las heridas en el síndone, en el frente y en la espalda
Las heridas en el síndone, en el frente y en la espalda

ESTUDIOS CIENTÍFICOS QUE DEMUESTRAN LA AUTENTICIDAD

No es un secreto que los enemigos de la fe se enfurecen contra las pruebas favorables a la autenticidad y han creado numerosas publicaciones tratando de desacreditar con toda clase de mentiras la impecable evidencia que no pueden rebatir con la razón. Por ejemplo algunos siguen diciendo que la sangre no es mas que pintura medieval, que el rostro de Cristo está inspirado en las pinturas góticas, etc.
Una de ella es que la datación con el carbono 14 difiere a la fecha de la crucifixión. Pero se descubrió una fina película de una bacteria que cubre todo el lienzo. El doctor Garza-Valdés descubrió que esas bacterias distorsionan los resultados, hecho confirmado por el doctor Hary Gove, descubridor de la técnica del carbono 14. Por eso actualmente se está investigando una manera de separar esa película de bacterias.
La evidencia que demuestra la autenticidad es la que sigue.
La Sorpresa de la Fotografía
El 28 de mayo de 1898, Secondo Pía, al hacer las primeras fotografías de la Sábana Santa tuvo una gran sorpresa en el cuarto oscuro: la imagen en negativo apareció majestuosamente como una imagen en positivo con extraordinaria claridad y detalle. Así se dio cuenta de que la imagen representada en la tela constituye un auténtico negativo. Es evidente que un plagio medieval no podía prever la fotografía. Simplemente no se conoce en la historia de la iconografía anterior al siglo XX, de ningún otro caso una imagen que sea un negativo.
Científicamente se ha podido comprobar:
* Expertos de la NASA en 1977, utilizando un ordenador descubrieron que la imagen tiene propiedades tridimensionales, que no pertenecen ni a las pinturas ni a las fotografías.
En 1978 la Iglesia permitió a un equipo internacional de más de dos docenas de eminentes científicos investigar el Lienzo. Los análisis fueron extensos, envolviendo diversos métodos desde rayos x, microscopía hasta análisis químicos.
He aquí algunos de los resultados más sorprendentes:
*Los estudios del tejido sitúa su procedencia en el área sirio-palestina en el siglo I.
En 1978, el biólogo y criminólogo suizo Max Frei Sulzer del Centro Internacional de Sindonología, tomó muestras del polvo del Sábana y pudo comprobar la existencia de polen de flores de Palestina.
También se ha encontrado áloe y mirra como la que utilizaban en el medio oriente los judíos para preparar los cadáveres.
Se han descubierto rastros de flores por todo el cuerpo, identificando hasta 25 variedades, que florecían en abril. Una de las plantas, sólo crece en un punto del mundo: cerca de Jerusalén, como afirma sin dudar un experto botánico de la universidad Hebrea. También se han descubierto 58 tipos polen, identificando cada planta mediante las técnicas avanzadas actuales. 28 de esos tipos de polen sólo existen en Oriente Medio, indicando que la Sábana pasó una buena parte del tiempo allí. La fagonia mollis, se observa cerca de la cabeza del hombre del lienzo. Esa planta es conocida sobre todo por la gran cantidad de espinas que tiene. Todos estos datos y más, indican que la Sábana procede del siglo I en Palestina.
El falsificador medieval hubiera tenido que adelantarse a la invención del microscopio para añadir elementos invisibles al ojo humano: polen, tierra, suero, aromas para la sepultura…
*Sobre los ojos hay huellas de monedas acuñadas en el año 29 D.C. bajo Poncio Pilato. Esto corresponde a la costumbre de la época de Jesús de poner las monedas para mantener los párpados cerrados. Fueron descubiertas en 1954 y en 1978 reconocidas en mayor detalle.
* Los análisis de las huellas de sangre, hechos en el 1978 por Pierluigi Baima Bollone y otros, han indicado la presencia de sangre humana, del tipo AB. Estudios del grupo STURP usó espectroscopia, florescencia de rayos x y rayos ultravioletas, termografía y radiografía y otros mecanismos sofisticados para comprobar la presencia de la sangre.
* La sangre es sangre de un hombre que padeció una muerte traumática” asegura el químico Alan Adler quien además asegura que tanto los análisis químicos como la florescencia amarillo-verdosa visible bajo luz fluorescente, indican la presencia de flujos de sangre. Esta sustancia era desconocida hasta el siglo XX, por lo que no puede ser la obra de un artista medieval. Adler piensa que la imagen fue producida por algún proceso de radiación.
Trabajando en el síndone
Trabajando en el síndone
* La Imagen: No existen indicios del uso de brochas en la imagen. No se utilizó ninguno de los métodos artísticos conocidos para hacer la imagen. La imagen tiene solo una fibra de profundidad.
* El mismo grupo de científicos de STURP, comprobaron la absoluta ausencia de pigmentos, tintas u otros medios de pintura en la Sábana Santa. No hay imagen del cuerpo bajo las manchas de sangre. Por lo tanto, la imagen se formó después de las manchas de sangre. La imagen del cuerpo del Hombre de la Sábana no está hecha manualmente: no es una pintura, ni una quemadura (las quemaduras existentes no son parte de la imagen sino que fueron causadas por un incendio en 1532). El origen de la misma es un enigma científico que todavía no se ha resuelto. No se conocen los mecanismos físico-químicos que han producido esta oxidación y deshidratación de las fibras más superficiales del tejido. La imagen es el resultado de deshidratación y oxidación de la celulosa contenida en las fibras en la superficie de la tela. Pero como se formó es aun un misterio.
* Desde el campo de la medicina: La imagen que aparece en negativo permite un minucioso estudios anatómico y de las diferentes heridas que aparecen en le cuerpo. El primer cirujano que comprobó la absoluta exactitud anatómica de esas heridas fue el profesor de Anatomía Comparada de la Sorbona, Yves Delage, de la Academia de Ciencias de París. Este profesor era agnóstico, sin embargo no le quedó la menor duda de que solo un hombre que hubiera padecido los tormentos físicos de Jesús podría haber dejado tales huellas.
Una multitud de médicos han podido confirmar los hallazgos del Doctor Delage. Pierre Barbet (cirujano del Hospital de S. José de París), Giovanni Judica Cordiglia (profesor de Medicina Legal de la universidad de Milán), Dr. Roberto Bucklin (medico forense, patólogo del Hospital de los Angeles, California), el Dr. Rudolf W: Hynek (de la Academia de medicina de Praga)… todos coinciden en afirmar que la representación de las heridas es anatómicamente perfecta y con detalles desconocidos en la Edad Media. Por ejemplo, el halo de suero alrededor de las manchas de sangre -no visible a simple vista; salpicaduras y sinuosidades de los regueros sanguíneos, el hinchazón del abdomen -típico de la asfixia- etc…
* La Sábana Santa revela datos desconocidos en tiempos medievales. En el siglo XIV, la iconografía tenía un ínfimo desarrollo del realismo anatómico. Además todas las imágenes de la época demuestran que se desconocían los elementos históricos y arqueológicos sobre la flagelación y la crucifixión según se hacía en el siglo I. Sin embargo se ha podido demostrar que el Sábana Santa no sigue la iconografía medieval sino que muestra estos elementos con suma precisión tal como corresponden al tiempo de Cristo.
Detalle de la cara mostrada horizontalmente
Detalle de la cara mostrada horizontalmente
Por ejemplo, que Cristo no cargó con toda la cruz, sino sólo con el madero horizontal («patibulum») y que no lo clavaron por las palmas y sino por las muñecas. Estudios han demostrado que un cuerpo colgado por las palmas se desgarraría mientras que uno clavado por las muñecas se sostiene. Mientras que en tiempos medievales representaban la corona de espinas en forma de aro horizontal sobre la frente, la Sábana Santa revela que las espinas fueron impuestas en forma de casco.
* Para lograr una semblanza perfecta, como la impresa en el lienzo, en caso de que la Sábana Santa fuera medieval, se requeriría que se martirizara a una víctima, la sometiera en vida a setecientas heridas y que una vez muerta, le traspasaran el corazón con una lanza.
* Pero además se requeriría que la víctima tuviera un rostro perfectamente afín con las decenas de iconos de Cristo difundidos en el arte bizantino desde el siglo VI. La afinidad del rostro de la Sábana Santa y los antiguos iconos ha sido documentada por Giovanni Tamburelli en el año 1989, quien encontró muchos puntos de congruencia de tal manera que habría que pensar que la faz del lienzo fue el prototipo para la iconografía cristiana primitiva (en cuanto a las características del rostro. Ya hemos visto que no pudieron copiar los detalles anatómicos).
* El tejido del lienzo, envolvió un auténtico cadáver durante un período de 30 a 36 horas, como lo demuestran las setecientas heridas pequeñas y grandes calcadas sobre el lino por contacto. Exámenes minuciosos conducidos por médicos han asegurado además que se trata de una perfecta imagen de un cuerpo humano, torturado por la corona de espinas, azotes, la cruz, traspasado por la lanza… Los efectos naturales de esos tormentos sobre un cuerpo humano están claramente manifiestos de tal forma que sería imposible de imitar y menos sin las técnicas modernas.
Detalle de la cara mostrada horizontalmente
Detalle de la cara mostrada horizontalmente
Imagen en positivo con detalle del clavo en la muñeca
Imagen en positivo con detalle del clavo en la muñeca

COMO SE HABRÍA FORMADO LA IMAGEN

Será necesario acudir a fenómenos desconocidos, no reproducibles a voluntad, en los cuales el cadáver tiene un efecto directo sobre el lienzo:
- Por algún tipo de radiación corpuscular o electromagnética, actuando sin contacto.
- Por contacto simultáneo o sucesivo acompañado de algún tipo de energía calorífica o de efecto equivalente para alterar la celulosa del lino.
En estos dos casos, la causa del fenómeno sería algo inesperado desde el punto de vista científico, pues no hay razón plausible de atribuir a un cadáver humano la capacidad de producir tales efectos.
Si aquí la lógica nos obliga a descartar las hipótesis de orden artificial o natural, tendremos que aceptar algún tipo de intervención sobrenatural. Aun en este caso, puede ser útil el intentar descubrir indicios de cómo podría haber sido concretamente el proceso que dio lugar a las características observables en el lienzo.
La radiación sobrenatural del momento de la resurrección puede ser la causa misteriosa de la impresión de la imagen del cuerpo en el lienzo. En ese caso se trata de la verdadera imagen de Cristo en el momento preciso que su cuerpo va a resucitar. Semejante radiación explicaría la dificultad de los científicos en descubrir su origen, ya que se trata de algo sobrenatural.
Y entramos en la física cuántica. Esa imagen es tridimensional, inimaginable si fuera una falsificación. La imagen sería como una placa de rayos X que reflejan las estructuras internas del cuerpo. El cuerpo pasó de un medio a otro, dejando un retroceso de partículas tras de sí, que marcaron la imagen de la sábana. De la misma forma que cuando alguien se echa a una piscina, que pasa de un medio de aire a otro de agua.
Dos catedráticos del Centro Español de Sindonología, hallaron en la Sábana Santa de Turín huellas de las vértebras del cuerpo que envolvía y que quedaron marcadas en la tela, lo que confirmaría la teoría de que ocurrió una misteriosa explosión en el momento de la resurrección.
Fuentes: Padre Jordi Rivero para Corazones.org, sabanasanta.org y otros
 

domingo, 27 de enero de 2013

Por el mes de julio de 1961, lo extraordinario, lo más extraordinario, se hizo realidad cotidiana para los hombre en un rincón de la bravía Cordillera Cantábrica.


LA VIRGEN ACTUABA ABIERTAMENTE 
EN PLAN DE MADRE Y MAESTRA:
Las 4 niñas videntes, viven con la Sma. Virgen María una vida familiar y cariñosa. De Ella aprendieron enseñanzas y vivencias que les mostraban como vivir familiarmente con Dios en la vida diaria.
Primera aparicion 2 Julio
CONSEJOS Y RECOMENDACIONES
QUE LAS NIÑAS HAN RECIBIDO
-FORMACIÓN DE CONCIENCIA-
HUMILDAD - OBEDIENCIA - PIEDAD - CARIDAD HACIA EL PRÓJIMO - PENITENCIA - LIMPIEZA DE ALMA - LA MODESTIA – PACIENCIA – ENVIDIA - ACTITUD HACIA LOS SACERDOTES
Por el mes de julio de 1961, lo extraordinario, lo más extraordinario, se hizo realidad cotidiana para los hombre en un rincón de la bravía Cordillera Cantábrica. Mediante la cotidianidad de sus gracias de excepción, la Virgen ,según las palabras de su Magníficat, fue colmando de bienes a quienes "la recibieron", haciéndoles vivir como nunca la realidad maravillosa de ser hijos de Dios e hijos suyos. Actuaba abiertamente en plan de Madre y Maestra; mas no a todos alcanzaba por igual su acción. A la multitud la adoctrinaba más bien en forma indirecta, a través de fenómenos que las gentes no podían explicarse, pero ante los cuales sentían un religioso respeto; por esos fenómenos entraban muchos en comunión viva con un mundo superior, que hasta entonces había tenido quizá muy escasa gravitación en su vivir. A las cuatro escogidas, sin embargo, les daba Ella lecciones directísimas, casi todos los días; y no rara vez, hasta dos y más lecciones por jornada...
LA OBRA DE LA MADRE Y MAESTRA
 "Dios es Espíritu" (Jn 4, 24), y la presencia y acción del espíritu sólo puede detectarse por sus efectos. Así también a través de sus efectos es como podremos entender mejor la presencia y acción de la Virgen en Garabandal, descubrir en qué empleaba, o para qué quería, sus ratos de "entretenimiento" con las niñas.
Mucho de lo que Ella hacía, permanece aún en el misterio. Y es que es espíritu, como el aire, "sopla donde quiere: oyes su voz, el ruido de su paso; pero no sabes de dónde viene, ni a dónde va" (Jn 3, 8). En las cosas de Dios, siempre se procede así. No hay nunca una desvelación total y repentina: quizá los hombres, siempre inmaduros, siempre impreparados, no podrían soportarla, o asimilarla. El estilo de Dios hacia sus creaturas es un hacer en forma gradual, por etapas, según un ritmo que sólo El conoce (y que a nosotros tantas veces nos desconcierta), sin prisa, pero sin pausa.
Los efectos más inmediatos de la presencia y acción de la Virgen pudieron verse sobre todo en la manera de pensar y de conducirse de las niñas. Innegablemente, ellas iban siendo otras.

El P. Ramón María Andréu, en su ya tantas veces citado informe, como fruto de observación personal y de datos directamente recogidos, escribe:
CONSEJOS Y RECOMENDACIONES
QUE LAS NIÑAS HAN RECIBIDO
 "Desde que comienzan las visiones, hasta la fecha de 25 de agosto (unos dos meses), son varios los consejos y recomendaciones que las niñas han recibido. El orden en que se ponen aquí, quizá no corresponde exactamente al cronológico, ya que no me es posible reconstituirlo, y además, muchos de tales consejos se han repetido con frecuencia.
"1.º Al principio, las niñas se escapaban del público que subía a verlas ("cogíamos a correr"):
La Virgen les dijo que no huyesen, y que si les preguntaban algo, respondieran con las cosas que ellas sabían que podían decir. Desde entonces, ya no se han escondido de la gente (Como la Virgen no venía por ellas solas, tenían que saber abrirse hacia los demás, comunicando lo que fuera comunicable. Cierto, que bastantes personas preguntaban sólo por frívola curiosidad; pero había también no pocas que necesitaban ayuda, o la buscaban, para afianzarse en la piedad y en la fe.).
"2.º Otro consejo, muy repetido, es el de que sean "modosas"
Ellas lo interpretan en el sentido de que no sean vanidosas, que vistan con sencillez, y que tengan actitudes de modestia y humildad.
"3.º Quizá les ha repetido aún más el consejo de que sean obedientes
 (Del día 16 de julio, domingo y fiesta de la Virgen del Carmen, es esta anotación de don Valentín: "Cuando yo subí, a las cinco de la tarde, me encontré a Conchita y Loli con dos o tres cadenas y medallas, dos o tres rosarios, reloj de pulsera (se entiende, que todo esto lo llevaban puesto las niñas); me enfadé un poco con ellas, y les quité todo; no les dejé más que un rosario y una cadena de escapulario; y les dije que tenían que obedecer al cura y a los padres... Después me dijeron que les había dicho el ángel, que "sí que podían llevar las medallas, pero que tenían que obedecer al cura y a los padres, y hacer vida de niñas como siempre". "
Del primer día que Conchita tuvo éxtasis en los Pinos es este fragmento de diálogo con la aparición
: "Un día no pude verte, porque no me dejaron subir... Sí, ya sé que tenemos que obedecer; pero primero a Ti... Bueno, pero a ti también tenemos que obedecerte..." Creo que a nadie resultará difícil llenar esos puntos suspensivos con las respuestas de la Aparecida, que los espectadores, naturalmente, no podían captar.
Nadie dirá que era poco oportuna esta recordación del deber de la obediencia, o que estaba de sobra. Si a nuestro tiempo le viene caracterizando el fenómeno de la "rebelión de las masas", como escribió quien todos saben, casi en punta de la rebelión está ahora la rebeldía de los hijos. Con pretexto de sacudirse el "paternalismo", que debe de ser cosa absolutamente abominable, lo que se están sacudiendo muchísimos es toda sujeción y disciplina, para desastre de ellos y de la vida familiar.
La Virgen en la Montaña no hace más que apremiar con lo que Dios proclamó en el Sinaí, y el Hijo de Dios revalidó plenamente en el Monte de las Bienaventuranzas.)
. Yo mismo he tenido que darles explicaciones.
"4.º Lo mismo el de que hagan sacrificios. Ellas no sabían el significado de esta palabra.
Por encargo de la Virgen, se lo preguntaban a los sacerdotes (Suponemos que no se lo irían a preguntar a los que andan por ahí diciendo que todo eso del sacrificio, la mortificación, la renuncia, etc., ya no tiene cabida en "nuestro cristianismo abierto y renovado...". Tales cosas pertenecen a una vieja y ñona ascética, de cuño monástico, que está ya "felizmente superada", según la palabrería de los nuevos "profetas".). Yo mismo he tenido que darles explicaciones.
"5.º Ha logrado inspirarles horror al pecado
(¿Cómo se le ocurría a la Virgen venir a estas alturas con ese cuento del pecado? ¿No queríamos una moral sin él? ¿No estábamos en que todo lo que hay en el hombre es un valor? En un cristianismo adulto y tal ¿puede haber lugar para aprensiones y cortapisas? ¿No estamos ya todos salvados, pase lo que pase? ¡Cuántas inexactitudes o majaderías se están repitiendo hoy al desconcertado Pueblo de Dios!). En cierta ocasión, Conchita, sola en éxtasis, decía: Y eso, ¿qué es?... ¡Ah! La cinta de los pecadores. ¡Qué fea! ¡Quítamela!... Sí, no la quiero ver. ¡No! (llora)... ¿Otra vez, la cinta de los pecadores?... ¡Ah, sí! ¡Sacrificios!... En otra ocasión, Loli estuvo como unos 25 minutos sin decir nada, en actitud extática, y al final, sólo dijo: ¡Misericordia, misericordia!, mientras le corrían lágrimas por la mejilla.
"6.º En cuanto a la piedad, les ha invitado a rezar mucho, especialmente el rosario y la estación a Jesús Sacramentado. Cada día, además del rosario que rezan con el pueblo, rezan otros con la visión.
"La Virgen les ha enseñado también cánticos religiosos. Y les corrige cuando hacen defectuosamente alguna práctica religiosa, como el santiguarse, la recitación de la nueva fórmula del "Señor mío Jesucristo", etcétera.
FORMACIÓN DE CONCIENCIA
 "7.º Formación de conciencia: Con frecuencia se oye a las niñas hacer preguntas en estado de trance; he aquí algunas de esas preguntas:
Cantar la canción "Esperanza", ¿es pecado? (Se trata de una canción que por entonces se había hecho muy popular; canción frívola, de letra tonta o insulsa, como la de tantas otras canciones que han tenido éxito. Decía, por ejemplo, entre otras "genialidades":
"De las mujeres,
nunca se sabe..."
Y repetía como enjundioso estribillo:
"¡Ay, qué pena me das!
¡Esperanza, por Dios,
sólo sabes bailar!
Cha. Cha. Cha."
La musiquilla flotaba en el ambiente estival de los pueblos, y más de una vez la tararearían las niñas de nuestra historia; pero habían oído seguramente en casa, que no se debía cantar aquello (la educación en unos hogares de "cristianos viejos" como los de Garabandal era severa), y por eso preguntaban a la Virgen.)
Decir: "No quiero comer", ¿es pecado?
Que fumen las mujeres, ¿es pecado?
"8.º Hecho significativo: un día cierta señora quiso hacerse una foto con una de las videntes, pero ésta se marchó de su lado diciendo: "La Virgen no quiere que nos retratemos con las que llevan mucho escote".
"9.º Llama la atención el trato tan sencillo y confiado que las niñas tienen con la Virgen; seguramente lo han aprendido de Ella.
"No es fácil calibrar el proceso espiritual de un alma, como no sea para un director de conciencia con quien se tenga trato constante. El progreso espiritual de las niñas habrá de medirse mucho más por lo interno que por lo externo; pero se reflejará indudablemente en el ejercicio o práctica de las virtudes.
 HUMILDAD
 "Humildad. –Se ve manifestada en las niñas de diversas maneras: en su manera de vestir, en la manera de hablar, en el poco caso que hacen del público que sube a verlas, en los trabajos humildes que siguen haciendo delante de todo el mundo, en la docilidad a las indicaciones de sus padres y de sacerdotes, etc.
"En varias ocasiones les ha indicado la Virgen, que cuando vayan a verla, no lleven ni pulseras ni pendientes. La única que solía llevar pendientes era Conchita. Pero en un trance, a la puerta de la iglesia, se le oyó preguntar: ¿Qué tengo de malo?... ¡Ah, bueno...!, y volviendo a la realidad, marchó a su casa: se quitó los pendientes y una pulsera, y regresó a la puerta de la iglesia, donde entró de nuevo en éxtasis. Yo mismo he observado varias veces que, cuando sienten la tercera llamada, entregan o tiran en seguida cualquier anillo o pulsera que tengan en las manos y que no es de ellas, sino de alguna señora que se lo ha dejado para que lo vean o examinen.
OBEDIENCIA
 "Obediencia. –Como consecuencia de las apariciones, las niñas están imbuidas de espíritu de obediencia, y no sólo lo demuestran con obras, sino también con palabras: dicen que eso es lo que recomienda mucho la visión, que la Virgen les habla de que obedezcan sobre todo a sus padres y a los sacerdotes.
"He constatado personalmente algunos casos:
"La madre de Mari Cruz mandó un día a su hija, que se quedara en casa; y se quedó, mientras las otras tres iban a los Pinos, a la aparición. Al decirle a Mari Cruz que no se perdiera la ocasión, que fuera con las otras... ella respondía: No, mi mamá no me deja. –Pero, ¿no es mejor ver a la Virgen que quedarse en casa? –La Virgen me ha dicho que obedezca.
"Recomendó el señor obispo (administrador apostólico) que, durante los estados de trance, se cerrara la iglesia, para evitar las faltas de respeto que, sin mala voluntad, cometía el público en su afán de ver a las niñas de cerca; esta medida agradó a sus padres y al pueblo, pues no buscan la espectacularidad. El primer día que se cumplió la recomendación, las niñas, en estado de trance, se dirigían a la iglesia como de costumbre; y así, de pronto, dijeron: ¡Ah! Entonces está bien. Al salir del éxtasis dijeron: Nosotras queríamos que estuviese abierta la iglesia, pero la Virgen nos ha dicho que lo que haga el sacerdote está bien.
"Ante el nerviosismo y alboroto de los numerosos visitantes, determinaron los padres de las niñas tener a sus hijas en casa, a puerta cerrada, una vez que sienten las llamadas, y no dejarlas salir: después de un trance, dijeron ellas que les había dicho la Virgen, que si lo mandaban sus padres, estaba bien, y que la verían dentro de casa. Y así ha sido... La obediencia en todo, aun en contra de la misma visión o contemplación, es una de las cosas que los maestros de teología mística han presentado siempre como buenísima señal.
"Tenemos otras pruebas de cómo esto de Garabandal está en la línea más sana de la obediencia:
"El señor párroco, don Valentín, fue un día a casa de Conchita y le dijo: "Mira, no es posible que a estas horas tengamos que estar todos esperando... Te doy un cuarto de hora: en este tiempo te iré avisando tres veces, y el último aviso, si antes no ocurre nada, será para que te vayas a la cama. Este es el primer aviso", y se marchó. Volvió a los diez minutos para darle el segundo aviso. "Sí antes de cinco minutos no pasa nada , lo que te he dicho: a la cama, que ya es muy tarde". A los dos minutos de marcharse don Valentín, conchita entraba en éxtasis (La Virgen se plegaba a la voluntad de quien tenía autoridad espiritual sobre las niñas, para afianzar en éstas la debida sujeción a sus mayores. Parece que ocurrió este episodio el 25 de agosto, a la una de la madrugada, y que don Valentín urdió este plan, de acuerdo con el cura de Ribadesella, don Alfonso Cobián, y otro sacerdote.).
"Ese mismo día, y sin que Loli y Jacinta supieran nada de lo ocurrido con Conchita, hice yo con ellas la misma experiencia. Estaban esperando la visión, porque ya tenían dos llamadas. Yo les dije: "No podemos esperar más, que es muy tarde. Os doy cinco minutos de tiempo: si en estos cinco minutos no pasa nada, a la cama". Cuando ya sólo faltaba un minuto, volví a hablar: "Queda un minuto. Contad hasta sesenta, y si antes no pasa nada, al llegar a sesenta, para la cama". Empezaron ellas a contar en voz alta, canturreando, como en la escuela. Cuando llegaban a diecisiete, sin poder acabar esta palabra –diecisie...–  se quedaron clavadas en éxtasis, con el típico golpe de levantar la cabeza.
 PIEDAD
"Piedad. –Desde que empezaron los sucesos, las niñas comulgan todos los días y oyen todas las misas que se celebran, salvo que estén en el prado (Ya se ha dicho que algunos terrenos de San Sebastián de Garabandal distan kilómetros del pueblo. Cuando había trabajo allí, era preciso marchar muy de madrugada, sin tiempo que dedicar a otras atenciones.). Rezan, como ya hemos visto, varios rosarios al día.
"A veces llama la atención de los visitantes el que las niñas hablen en la iglesia y sonrían. A mí también me la llamó, y un día se lo dije.
Pero, ¿es malo hablar en la iglesia?
–Por lo menos es una falta de respeto hacia el Señor...
Entonces, ¿por qué hablan también los sacerdotes?
"Les respondí que las cosas que hablan los sacerdotes en la iglesia son cosas importantes (hay que tener en cuenta que algunos días se han reunido en Garabandal más de una docena de sacerdotes). –Pues nosotras, al hablar, preguntamos cosas de la misa y del rosario, y a veces, nos hacen reír otros.
–De todos modos, no debéis hablar.
Pues cuando estamos con la Virgen, también hablamos nosotras. Pero si usted dice que nos portemos mejor, ya procuraremos hacerlo.
"El día 8 de agosto se le oyó a Mari Cruz en una visión: "Ahora sí que sé mejor REZAR; antes sabía mejor jugar".
CARIDAD HACIA EL PRÓJIMO
 "Caridad hacia el prójimo.–Aparte del desprendimiento, que en ellas manifiesto, por ejemplo, en el repartir de sus cosas, caramelos, bombones, etc., incluso quedándose ellas sin nada (Los impugnadores de Garabandal han manejado esto de que las niñas admitían regalos, como razón en contra. Aquí ya se hace algo de luz sobre el asunto; pero más adelante tendremos otras explicaciones...), tienen mil detalles de caridad: servir a tantos visitantes agua y otras cosas que les piden con tanta frecuencia..., las atenciones de Loli para su abuelita (Era la madre de su madre; ha muerto en julio de 1971.), de Conchita y Mari Cruz para un ciego (Parece que se trata del abuelo de Jacinta.), el aguantar amablemente a tantísimos curiosos, el deseo de que todos crean y se salven...
PENITENCIA
 Penitencia.– Desde que aprendieron el significado de la palabra "sacrificios", los han estado practicando... Para ellas hacer sacrificios es"hacer lo que no me gusta y dejar de hacer otras veces lo que me gusta" (Simple y magnífica definición. Contrariar el propio gusto cuando lo pide el deber o hay algún mayor bien de por medio.).
"Entra aquí: el ayudar a los demás... el obedecer, el desprenderse de cosas que les regalan, el no ponerse pulseras y otras chucherías que reciben...
 LIMPIEZA DE ALMA
 Limpieza de alma. –Con frecuencia me han preguntado, sobre cosas concretas, como cantares, algunas palabras que dicen, o respuestas que dan (Las niñas habían crecido y vivían en un ambiente de rudo hablar, frecuentemente, de mal hablar... Los hombres de la agricultura y la ganadería no se distinguen entre nosotros por el decoro de su lenguaje. Y Garabandal no sería una excepción... Las niñas habrían oído, desde muy pequeñas, un buen repertorio de palabrotas  –incluso blasfemias–, y alguna expresión se les habría pegado.), si es o no pecado. No tienen bien formada la conciencia, y así, no distinguen bien lo que puede ser pecado mortal, venial o nada; pero se observa el deseo que tienen de aprender o enterarse. Por eso las preguntas que a veces se les oye en sus trances.
"El horror al pecado va tomando en ellas el aspecto de reparar por los pecados de los hombres. Pero "los pecados de los hombres" no tienen para ellas sentido concreto, sino el vago de cosas que entristecen a Dios y a la Virgen. Téngase en cuenta que, a causa del aislamiento en que han vivido, sus doce años no responden ni mucho menos a los doce años de niñas de ciudad...
LA MODESTIA
 "La modestia de las niñas, en su manera de correr, de mirar, de conducirse en todo, va siendo un buen cumplimiento del consejo repetido por la Virgen de que "sean modosas". Y no les gusta que la gente se presente con atuendos poco convenientes... Ya hablamos de la niña que no quiso fotografiarse con una señora, "porque llevaba escote grande". Tampoco les gusta que las mujeres fumen (No se dice que fumar sea precisamente pecado, sino que, por algo..., a las favorecidas de la Virgen no les agradaba eso en las mujeres.).
PACIENCIA
 "Paciencia. – Haciendo vida en el pueblo se ve pronto que la paciencia de las niñas tiene que ser muy grande. La gente, cuando las ve, las toca  –hasta les han cortado trocitos de pelo–, les dan rosarios, medallas, alianzas matrimoniales, para que le den a besar a la Virgen; o les piden objetos besados, quieren hacerles fotografías... Nunca las he visto enfadadas. Cuando están cansadas por semejante avalancha, que hasta se les mete en casa muchas veces, se limitan a callar y sonreír. Les pregunté una vez: "¿Por qué no os enfadáis?", y me respondieron: La Virgen nos ha dicho que seamos modosas y que respondamos a lo que nos preguntan, si podemos. Tampoco han mostrado enfado contra los que, por sus cantares, bailes y borracheras, han sido a veces impedimento para las visiones.
ENVIDIA
 "Envidia. – A pesar de ser un defecto tan femenino y tan frecuente, yo no he observado en las niñas el menor rastro de él, por lo que se refiere a sus visiones. Unas tienen más que otras; pues bien, las que están sin visión, no envidian a las que parecen más favorecidas, sino que se limitan a pedirles que digan a la Virgen, que vuelva a aparecérseles pronto. Y se les nota una conformidad y humildad encantadoras en medio de su deseo (Esta observación del P. Andreu vale para el tiempo que abarca su informe; ya veremos si más adelante, hay algo que decir sobre esta materia.).
ACTITUD HACIA LOS SACERDOTES

"Actitud hacia los sacerdotes. – Desde el comienzo de los sucesos han demostrado las niñas una especial predilección por los sacerdotes y religiosos. Con frecuencia contaban los que subían, se fijaban en sus hábitos y siempre en sus trances hablaban de ellos con la visión. Si se les preguntaba: "¿Quién queréis más que venga?", respondían siempre: Los sacerdotes. Y hablando de obediencia, la que de modo especial les inculcaba la Virgen, era la que debían a los padres y a los sacerdotes.
"Varias veces las niñas, en estado de trance, han dicho que había sacerdotes, sacerdotes cuando nadie les veía (por ir de paisano), o que había en mayor número de los que parecían.
"Un caso entre muchos: Acababa de marcharse un pequeño grupo de sacerdotes y quedaba sólo don Valentín, con bastantes otras personas seglares; las niñas entraron en trance, en la iglesia, y hablaron de que allí había dos sacerdotes: don Valentín y otro. Al oír tal cosa, don Valentín se puso a mirar hacia atrás para descubrir al posible compañero; pero en vano ... Poco después se le acercó un "señor", que luego de saludarle, se declaró sacerdote, que había llegado de paisano, por habr subido en motocicleta.
"OtroCierto día también andaban por San Sebastián varios sacerdotes en indumentaria civil... Durante el éxtasis oyeron que las niñas hablaban de su presencia, y entonces, por temor a ser descubiertos públicamente, se apresuraron a marchar."(De seguro que entre los habitantes de San Sebastián de Garabandal podrían recogerse multitud de datos que, añadidos a los del padre Andreu, dejaron bien ilustradas para la historia esas fechas del verano de 1961.).
QUE UNA EXTRAORDINARIA MADRE Y MAESTRA
SE MOVÍA EN AQUEL VERANO DE 1961
POR LOS LUGARES Y ENTRE LAS GENTES DE GARABANDAL,
PARECÍA INCUESTIONABLE
Que una extraordinaria Madre y Maestra se movía en aquel verano de 1961 por los lugares y entre las gentes de Garabandal, parecía incuestionable a todos los que observaban con ojos limpios. Casi nadie lo entendía; pero las cosas estaban allí, a los ojos de todos: un conjunto de cosas, cuya verdadera entraña y dimensión aún permanecían en el misterio, pero ya con una serie de efectos y detalles que ponían al descubierto la marca de su origen. "Por los frutos los conoceréis", había dicho Jesús, y por los que subían de fuera y, sobre todo, en las niñas, había buenísimos motivos para creer lo que ellas decían: que la Virgen había venido y andaba por allí. Sí, la Madre de Dios y de los hombres "había venido a los suyos". Pero no todos supieron o quisieron recibirla.
FUENTE: Libro: “Se fue con prisas a la montaña” del P. Eusebio García de Pesquera (O.F.M) www.virgendegarabandal.com/ RJM/egdp/610095.htm#La obra de la Madre y Maestra

PARA BAJAR EL ARCHIVO COMPLETO DEL LIBRO:
 (botón derecho del mouse sobre el título / guardar destino como...)
(LOS HECHOS DE GARABANDAL) (2,26mb)
por P. Eusebio García de Pesquera (OFM)
 

A.M.G.D  y la  B.V.M
(A Mayor Gloria de Dios  y la  Bienaventurada Virgen María)