Follow by Email

domingo, 31 de marzo de 2013

Hoy, el Papa Francisco encabezó la ceremonia llamada “Liturgia de luz” que se realiza en Semana Santa en la basílica de San Pedro.




El vocero del Vaticano, Federico Lombardi, fue quién difundió la información de forma oficial. Durante la homilía, Francisco exhortó llamó a no perder la confianza ante las dificultades.
“No nos encerremos en nosotros mismos, no perdamos la confianza, nunca nos resignemos”, aseguró.
Y agregó “los problemas, las preocupaciones de la vida cotidiana tienden a que nos encerremos en nosotros mismos, en la tristeza, en la amargura. Es ahí donde está la muerte”.
A las 16:30, la ceremonia dio comienzo con la sala a oscuras y los cardenales vestidos de blanco y llevando velas.
Una vez encendido en el atrio el cirio pascual, una gran vela que simboliza a Cristo resucitado, y que sirve para alumbrar las velas de los fieles, se inició la procesión del Papa y sus ministros hasta el altar mayor, momento en que se encendieron las luces del templo.

El Papa Francisco presidió la Celebración de la Pasión del Señor en la Basílica de San Pedro.


  Otro rito muy sugestivo del Viernes Santo en el cual, al comienzo, se postró durante algunos minutos ante el altar, rezando en silencio, en señal de adoración, pedido de perdón y penitencia. Fue una imagen impactante; en la basílica las luces habían sido bajadas para crear un clima penitencial.
El Sumo Pontífice  rezó este Viernes Santo por Oriente Medio y la amistad con los musulmanes en su primer Vía Crucis, celebrado en el Coliseo romano, como líder de la Iglesia católica.
“Los cristianos deben responder al mal con el bien”, dijo Francisco, quien recordó el viaje de su predecesor, el Papa Benedicto XVI al Líbano en septiembre pasado, cinco meses antes de renunciar al pontificado.
“Hemos visto la belleza y la fuerza de la comunión de los cristianos de aquella Tierra y de la amistad de tantos hermanos musulmanes y muchos otros”, recordó.
Vestido con un abrigo blanco, Francisco siguió desde la terraza del Palatino las 14 estaciones que rememoran el calvario de Cristo escenificadas alrededor del Coliseo romano, donde, según la leyenda, fueron arrojados muchos cristianos a los leones en los primeros siglos.
Varios miles de personas de todo el mundo, muchos de ellos latinoamericanos, e incluso egipcios de confesión musulmana, se dieron cita en este incomparable marco para conmemorar este punto álgido de la liturgia pascual.
“Adoramos todos al mismo dios, no debería haber problemas”, dijo a la AFP la egipcia Naglaa Shahin, de 35 años y la cabeza cubierta con velo. “El 90% de los musulmanes pensamos lo mismo”, dijo.
La falta de visibilidad y el mal sonido, hicieron que muchos acabaran yéndose mucho antes del final del Vía Crucis, retransmitido por televisión a varios países incluidos algunos árabes, y que concluyó con un canto maronita.
Y es que los maronitas libaneses, una rama del cristianismo, fueron los protagonistas del Rito de la Pasión celebrada poco antes en la Basílica del Vaticano.
El Papa pudo escuchar las meditaciones de dos jóvenes libaneses que hablaron de las guerras que desangran Oriente Medio, en particular la guerra de Siria, y escenario de la difícil coexistencia entre musulmanes y cristianos, el auge del islam y la huida de muchos cristianos de la región ante la persecución que sufren, en particular en Egipto.
“Que la sangre de las víctimas inocentes sea la semilla de un Oriente más fraterno”, que vuelva a ser la “cuna de las civilizaciones”, dijeron.
El papa emérito Benedicto XVI había encargado antes de su renuncia estas meditaciones al patriarca de la Iglesia maronita libanesa Bechara Rai y éste encomendó su redacción a dos jóvenes.
Las meditaciones también aludieron a las amenazas a la vida en los países occidentales, según la Iglesia, como el aborto, la eutanasia, las manipulaciones genéticas.
Estas han puesto de manifiesto el “fundamentalismo violento” y el “laicismo ciego que ahoga los valores de la fe y de la moral en nombre de la supuesta defensa del hombre”.
Conceptos que Francisco, que alza constantemente su voz a favor de la “protección”, asume plenamente.
El papa argentino, de 76 años, ha acortado y simplificado algunas de estas ceremonias litúrgicas, como reconoció el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi.
El sábado, el Papa seguirá con la Vigilia Pascual, que celebra en la noche de Pascua la resurrección de Jesús.
El Papa bautizará a cuatro adultos convertidos al catolicismo: un albanés, un italiano, un ruso y un estadounidense de origen vietnamita.
El domingo celebrará en la Plaza de San Pedro la misa de Pascua ante decenas de miles de peregrinos y pronunciará la tradicional bendición “Urbi et Orbi” (“a la ciudad y al mundo”).
AFP

sábado, 30 de marzo de 2013

Hoy, en Roma, el Papa Francisco liderará la procesión que se realizará alrededor del Coliseo romano para recrear el Via Crucis desde la detención, hasta su crucifixión y sepultura.



El portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, adelantó que durante la procesión la cruz será portada por personas de distintas nacionalidades, entre las que se encuentran familias de Italia e India, así como sacerdotes de China, Italia y Siria, monjas del Líbano y Nigeria, y dos jóvenes brasileños.
Es posible además que Francisco lleve la cruz en alguna de las 14 estaciones del Vía Crucis. Por otra parte, Bergoglio presidió una misa en la Basílica de San Pedro.
Cabe recordar que el jueves, el nuevo papa acudió a la prisión de menores Casal del Marmo en Roma, donde realizó el lavado de pies a 12 jóvenes detenidos.
La Pascua es la fiesta cristiana más importante. El sábado Francisco liderará la vigilia de Pascua en el Vaticano y el domingo celebrará una misa en la Basílica de San Pedro, antes de realizar su mensaje y bendición Urbi et Orbi (a la ciudad y al mundo).

El tradicional Vía Crucis de Semana Santa se realizará hoy desde plaza Congreso, a las 20:30 hasta, la Catedral metropolitana con un recorrido de 14 estaciones.



La procesión partirá desde Luis Saénz Peña y avenida de Mayo y en esta oportunidad hay expectativas porque no será encabezada por el ex cardenal Jorge Bergoglio, Papa Francisco, quien lo hizo  durante los diez últimos años.
El Vía Crucis será presidido por el Cristo de ‘Buen Amor’ y la imagen de la Virgen Dolorosa, realizada en 1870 y, como es tradicional, el pueblo llevará en andas una cruz penitencial de 15 metros de largo, y un peso de 130 kilogramos, como una expresión de solidaridad a Jesús y muestra de sacrificio y se sumará otra cruz que será transportada por los jóvenes.
El camino será acompañado por un coro y músicos, y una vez arribados a Plaza de Mayo, se realizará la representación de la crucifixión de Jesús, teatralizada por un grupo de actores en el marco de una escenografía desarrollada especialmente para el encuentro.
El último acto será la ceremonia del entierro de Jesús,  representada en la escalinata de la Catedral para quedar expuesto para veneración de los fieles en el altar mayor.

El Papa Francisco hizo un llamado a que, en esta Semana Santa, los católicos mediten en la paciencia que tiene Dios con los pecados y las debilidades de cada uno, pues su amor es siempre superior a ellos.


En Semana Santa meditar en la infinita paciencia de Dios con nosotros, alienta el Papa


VATICANO, 25 Mar. 13 / 06:21 pm (ACI/EWTN Noticias).- En este Lunes Santo, el Papa Francisco hizo un llamado a que, en esta Semana Santa, los católicos mediten en la paciencia que tiene Dios con los pecados y las debilidades de cada uno, pues su amor es siempre superior a ellos.
Así lo indicó el Santo Padre en breve homilía de la Misa que celebró hoy en la Casa Santa Marta, en la que meditó sobre la paciencia, a partir del pasaje evangélico en que el Judas critica a María por echar perfume sobre los pies de Jesús.
En Semana Santa meditar en la infinita paciencia de Dios con nosotros, alienta el Papa
La paciencia "infinita" de Dios está reflejada en este pasaje en el que Jesús es paciente con Judas. San Juan destaca en el Evangelio que a Judas no le interesaban los pobres sino el dinero que robaba. Jesús no le dice "tú eres un ladrón" sino que con su amor "ha sido paciente con Judas, buscando atraerlo a sí con su paciencia, con su amor".
"Nos hará bien pensar en esta Semana Santa en la paciencia de Dios, en aquella paciencia que el Señor tiene con nosotros, con nuestras debilidades, con nuestros pecados", exhortó el Pontífice.
"Cuando se piensa en la paciencia de Dios. ¡Eso es un misterio!", exclamó el Papa. "¡Esta paciencia que tiene Él con nosotros! Hacemos tantas cosas, pero Él es paciente". "Es paciente como el padre que en el Evangelio ha visto al hijo desde lejos, aquel hijo que se fue con todo el dinero de la herencia".
¿Y por qué pudo verlo de lejos?, se pregunta el Papa: "porque todos los días iba a lo alto a mirar si el hijo volvía". Esta, dijo Francisco, "es la paciencia de Dios, esta es la paciencia de Jesús".
"Pensemos en una relación personal, en esta Semana: ¿cómo ha sido en mivida la paciencia de Jesús conmigo? Sobre todo esto. Y luego saldrá de nuestro corazón una sola palabra: ‘¡gracias, señor, gracias por tu paciencia!’"

El Papa Francisco exhortó esta mañana en la homilía de la Misa de Martes Santo a abrir el corazón y gustar la dulzura del perdón de Jesús, cuyo amor disipa la "noche" del pecado del ser humano.


Martes Santo: El Papa pide abrir el corazón y gustar la dulzura del perdón de Jesús

VATICANO, 26 Mar. 13 / 10:21 am (ACI/EWTN Noticias).- 
Meditando en el pasaje evangélico sobre la traición de Judas, el Santo Padre exhortó a los presentes en la Capilla de la Casa Santa Marta a "abrir el corazón y gustar la dulzura del perdón". "Pensemos qué bello es ser santos, pero también es bello ser perdonados (…) Confiemos en este encuentro con Jesús y en la dulzura de su perdón".
El Papa Francisco celebra Misa en la capilla de la Casa Santa Marta (foto news.va)
El Papa Francisco recordó que cuando Judas traicionó al Señor, cuando salió del Cenáculo, "era de noche". Esa noche en la que se mueve el discípulo que entrega a Cristo, es la noche en la que está su corazón. Esa es peor, es la "noche del corrupto, una noche definitiva, cuando corazón se cierra de un modo que no sabe, no quiere salir de sí".
En cambio, prosiguió el Papa, la "noche del pecador" es diferente, es una noche "provisional" que todos "conocemos": son "tiempos cuando la noche llega y todo es oscuro en el corazón".
Tras señalar que de esta noche se puede salir con la confesión, el Santo Padre dijo que así se puede vivir la experiencia de San Pablo que decía que "su gloria era Cristo crucificado por sus pecados. ¿Por qué? Porque él, con sus pecados, ha encontrado a Cristo crucificado que los perdonaba".
La realidad del perdón, "el gustar la dulzura del perdón", indicó luego el Papa, es un llamado a todos "en medio de la ‘noche’, de las tantas noches y de los tantos pecados que cometemos, porque somos pecadores, y siempre está esa caricia del Señor que nos hace decir "esta es mi gloria: ¡soy un pobre pecador, pero Tú Señor eres mi Salvador!"

jueves, 28 de marzo de 2013

El papa Francisco decidió nombrar al obispo de La Pampa, Mario Poli, como el nuevo Arzobispado de Buenos Aires, posición que ocupó Bergoglio antes de ser nombrado sumo pontífice.



 Poli nació en Buenos Aires el 29 de noviembre de 1947 y en 1969 ingresó al Seminario Metropolitano de la Inmaculada Concepción, de Buenos Aires (Villa Devoto).
Allí se dedicó a estudios filosóficos y teológicos y luego alcanzó un doctorado en Teología enla Pontificia Universidad Católica Argentina “Santa María de los Buenos Aires” (UCA).
Es también licenciado en Servicio Social por la Universidad de Buenos Aires (UBA).
El 25 de noviembre de 1978 fue ordenado sacerdote y luego  designado vicario parroquial en San Cayetano (Liniers), donde se desempeñó hasta 1980 y en 1992 fue nombrado director del Instituto Vocacional San José.

Mons. Sucunza lavará los pies en la Parroquia Virgen de los Milagros de Caacupé .


Arzobispado de Buenos Aires
OFICINA DE PRENSA


            Agradecemos su difusión.      


Como cada año, y repitiendo el gesto que realizó Jesús en la Última Cena con los Apóstoles, la Iglesia nos enseña la actitud que debemos tener hacia los más desprotegidos del Pueblo de Dios. Ella nos invita, por medio del servicio, a ser las lámparas que lleven la luz de Cristo al mundo.

Por ello hoy Jueves Santo a las 19.30, Mons. Joaquín Sucunza realizará el tradicional gesto del lavatorio de pies a madres que perdieron a sus hijos por la violencia.  Será en la Parroquia Virgen de los Milagros de Caacupé, ubicada en Osvaldo Cruz 3470 del barrio de Barracas.

LA PRESENTE HOMILÍA FUE ESCRITA POR EL ENTONCES ARZOBISPO DE BUENOS AIRES, CARDENAL JORGE MARIO BERGOGLIO SJ, ANTES DE PARTIR PARA ROMA Y ASÍ QUEDÓ IMPRESA PARA ESTE DÍA.


Arzobispado de Buenos Aires
OFICINA DE PRENSA

Homilía del Sr. Arzobispo en la Misa Crismal

Las lecturas nos hablan de los Ungidos: el siervo de Yahvéh de Isaías, David y Jesús nuestro Señor. Los tres tienen en común que la unción que reciben es para ungir al pueblo fiel de Dios al que sirven; su unción es para los pobres, para los cautivos, para los oprimidos... Una imagen muy bella de este “ser para” del santo crisma es la del Salmo : “Es como óleo perfumado sobre la cabeza, que se derrama sobre la barba, la barba de Aarón, y baja hasta el borde de sus vestiduras” (Sal 133, 2). La imagen del óleo que se derrama -que desciende- por la barba de Aarón y baja hasta la orla de sus vestidos sagrados es imagen de la unción sacerdotal que, a través del ungido, llega hasta los confines del universo representado en las vestiduras.

La vestimenta sagrada del sumo sacerdote es rica en simbolismos; uno de ellos, el de los nombres de los hijos de Israel grabados sobre las piedras de ónix que adornaban las hombreras del efod, del que proviene nuestra casulla actual, seis sobre la piedra del hombro derecho y seis sobre la del hombro izquierdo. También en el pectoral estaban grabados los nombres de las doce tribus de Israel. Es decir: el sacerdote celebra cargando sobre sus hombros al pueblo fiel y llevando sus nombres grabados en el corazón. Al revestirnos con nuestra humilde casulla puede hacernos bien sentir sobre los hombros y en el corazón el peso y el rostro de nuestro pueblo fiel, de nuestros santos y de nuestros mártires.

De la belleza de lo litúrgico, que no es puro adorno y gusto por los trapos sino presencia de la gloria de nuestro Dios resplandeciente en su pueblo vivo y consolado, miramos la acción. El óleo precioso que unge la cabeza de Aarón no se queda perfumando su persona sino que se derrama y alcanza las periferias. El Señor lo dirá claramente: su unción es para los pobres, para los cautivos, para los enfermos, para los que están tristes y solos. La unción no es para perfumarnos a nosotros mismos ni mucho menos para que la guardemos en un frasco, ya que se nos pondría rancio el aceite… y amargo el corazón.

Al buen sacerdote se lo reconoce por cómo anda ungido su pueblo. Cuando la gente nuestra anda ungida con óleo de alegría se le nota: cuando sale de la misa, por ejemplo, con cara de haber recibido una buena noticia. Nuestra gente agradece el evangelio predicado con unción, agradece cuando el evangelio que predicamos llega a su vida cotidiana, cuando baja como el óleo de Aarón hasta los bordes de la realidad, cuando ilumina las situaciones límites, las periferias donde el pueblo fiel está expuesto a la invasión de los depredadores sedientos de su fe. Nos lo agradece porque siente que hemos rezado con sus cosas -con sus penas y alegrías, con sus angustias y sus esperanzas-. Y cuando siente que el perfume del Ungido llega a través nuestro se anima a confiarnos cosas de ellos que quieren que le lleguen al Señor: “rece por mí padre, que tengo este problema...” “Bendígame” y “rece por mí” son la señal de que la unción llegó a la orla del manto porque vuelve convertida en petición. Cuando estamos en esta conexión y la gracia va y viene por nosotros, somos sacerdotes, mediadores entre Dios y los hombres. Lo que quiero señalar es que siempre tenemos que reavivar la gracia e intuir en toda petición, a veces inoportunas, a veces puramente materiales (en apariencia), a veces banales (de nuevo insisto, en apariencia) el deseo de nuestra gente de ser ungidos con el óleo perfumado que sabe que tenemos. Intuir y sentir como sintió el Señor la angustia esperanzada de la hemorroisa cuando tocó el borde de su manto. Ese momento de Jesús, metido en medio de la gente que lo apretuja por todos lados encarna toda la belleza de Aarón revestido sacerdotalmente y con el óleo que desciende sobre sus vestidos. Es una belleza oculta que resplandece sólo para los ojos llenos de fe de la mujer que padecía derrames de sangre. Los mismos discípulos -futuros sacerdotes- no ven todavía, no conectan: en la periferia existencial sólo ven la superficialidad de la multitud que aprieta por todos lados hasta sofocarlo (cfr. Lc. 8: 42). El Señor en cambio siente la unción en la periferia de su manto.

Allí hay que salir a experimentar nuestra unción, su poder y su eficacia redentora: en las periferias donde hay sangre derramada, ceguera que desea ver, cautivos de tantos malos patrones. No es precisamente en autoexperiencias ni en introspecciones reiteradas que vamos a encontrar al Señor: algún curso de autoayuda en la vida no viene mal, pero vivir de curso en curso de método en método, lleva a pelagianizarnos, a minimizar el poder de la gracia que se activa y crece en la medida en que salimos a darnos y a dar el evangelio a los demás; a dar la poquita unción que tengamos a los que no tienen nada de nada.

El sacerdote que sale poco de sí, que unge poco (no digo “nada” porque nuestra gente nos roba la unción, gracias a Dios) se pierde lo mejor de nuestro pueblo, eso que es capaz de activar lo más hondo de su corazón presbiteral. El que no sale de sí, en vez de mediador se va convirtiendo, poco a poco, en intermediario, en gestor. Todos conocemos la diferencia: el intermediario y el gestor “ya tienen su paga”, medran a costa de las partes y así como no “ponen el propio pellejo ni el corazón” tampoco reciben un agradecimiento de corazón. De aquí proviene precisamente esa insatisfacción de algunos, que terminan tristes y convertidos en coleccionistas de antigüedades o de novedades en vez de ser pastores con olor a oveja y pescadores de hombres. Es verdad que la así llamada “crisis de identidad sacerdotal” nos amenaza a todos y viene montada sobre una crisis de civilización; pero que si sabemos barrenar su ola, podremos meternos mar adentro en nombre del Señor y echar las redes. Es bueno que la misma realidad nos lleve a ir allí donde lo que somos por gracia se nota que es pura gracia, en ese mar del mundo actual donde sólo vale la unción (y no la función) y resultan fecundas las redes echadas únicamente en el nombre de Aquél de quien nos hemos fiado: Jesús.

Que el Padre renueve en nosotros el Espíritu de Santidad con que fuimos ungidos, que lo renueve en nuestro corazón de manera tal que la unción llegue a las periferias, allí donde nuestro pueblo fiel más lo necesita y valora. Que nuestra gente nos sienta discípulos del Señor que estamos revestidos con sus nombres, que no queremos otra identidad; y pueda recibir a través de nuestras palabras y obras ese óleo de alegría que les vino a traer Jesús, el Ungido.


Card. Jorge Mario Bergoglio s.j.

Buenos Aires, 28 de marzo de 2013

Con inmensa alegría anunciamos al Pueblo de Dios que Su Santidad el Papa Francisco nos envía un nuevo Pastor en la persona de Mons. Mario AurelioPoli, hasta ahora Obispo Diocesano de Santa Rosa (La Pampa).


Arzobispado de Buenos Aires

A toda la Iglesia en Buenos Aires


Damos gracias por la prontitud y providencialidad de esta designación que una vez más pone de manifiesto el amor del Santo Padre hacia la Iglesia peregrina en Buenos Aires.

Con amor y obediencia filial recibimos a Mons. Poli, diciéndole: ¡Bendito el que viene en nombre del Señor!, y por quien rezamos para que Dios lo fortalezca y asista, rogando a la Virgen de Luján lo cubra con su manto.

Asimismo anunciamos que iniciará su ministerio pastoral como Arzobispo de Buenos Aires y Primado de la Argentina el sábado 20 de abril a las 16.

ARZOBISPADO DE BUENOS AIRES

lunes, 25 de marzo de 2013

El Papa Francisco, comenzó su homilía del Domingo de Ramos con voz fuerte y animada, e hizo un llamamiento a todos los fieles, “No sean nunca hombres o mujeres tristes: un cristiano jamás puede serlo”.


Posted: 24 Mar 2013 04:47 AM PDT
 “Nunca se dejen  vencer por el desánimo. Nuestra alegría no es algo que nace de tener tantas cosas, sino de haber encontrado a una persona, Jesús; de saber que, con él, nunca estamos solos, incluso en los momentos difíciles”.
También  recordó que: “la entrada triunfal en Jerusalén era un preludio del camino de la Cruz” y  “Vencer el mal que hay en nosotros y en el mundo”.
Exhorto a “no tener miedo al sacrificio. Pensad en una mamá o un papá: ¡cuántos sacrificios! Pero, ¿por qué lo hacen? Por amor. Y ¿cómo los afrontan? Con alegría, porque son por las personas que aman. La cruz de Cristo, abrazada con amor, no conduce a la tristeza, sino a la alegría”.
El Papa se dirigió a los jóvenes, a quienes invitó  a “Ir y hacer discípulos en todos los pueblos, como recuerda el lema de la Jornada Mundial de la Juventud del próximo mes de julio”.  “Aguardo con alegría el próximo mes de julio, en Río de Janeiro. Les doy cita en aquella gran ciudad de Brasil. Pero no es una excursión. Prepararse  bien, sobre todo espiritualmente en sus comunidades, para que este encuentro sea un signo de fe para el mundo entero”.
Cuando habló de pobreza recordó: “Mi abuela decía que el sudario no tiene bolsillos. Hay que estar desprendido”.
El Papa Francisco denunció las guerras, los conflictos económicos que se abaten sobre los más débiles, la sed de dinero y de poder, la corrupción, los crímenes contra la vida humana y contra la creación y dijo que: “con Cristo se puede vencer el mal que hay en los hombres y el mundo”.
Destacó que: “Jesús tomó sobre sí el mal, la suciedad, el pecado del mundo, también el nuestro, y lo lavó, lo lavó con su sangre, con la misericordia, con el amor de Dios”.
“Miremos a nuestro alrededor: ¡cuántas heridas inflige el mal a la Humanidad! Guerras, violencias, conflictos económicos que se abaten sobre los más débiles, la sed de dinero, de poder, la corrupción, las divisiones, los crímenes contra la vida humana y contra la creación”.
“Y nuestros pecados personales: las faltas de amor y de respeto a Dios, al prójimo ya toda la creación”.
También  recordó ‘la entrada de Jesús en Jerusalén’ y afirmó que ‘no lo hizo para recibir los honores reservados a los reyes de la tierra sino para ser azotado, insultado y ultrajado’.
“Jesús en la cruz siente todo el peso del mal y con la fuerza del amor de Dios lo vence, lo derrota en su resurrección, con Cristo todos podemos vencer el mal que hay en nosotros y en el mundo”.
Francisco, vestido con ornamentos rojos y portando el báculo, presidió la procesión, que salió de los palacios pontificios y se dirigió hacia el obelisco de Sixto V instalado en el centro de la plaza vaticana.
Tras la procesión, la bendición de los ramos, por primera vez en estos días se procedió a la lectura de la Pasión, a tres voces, Francisco se dirigió a los fieles congregados en la plaza mayor de la Cristiandad y, a través de los medios de comunicación, reunidos en todo el mundo.
Al término de la ceremonia, el Papa Francisco, con una expresión de inmensa alegría,  recorrió en el papamóvil, las calles saludando a la multitud, besando a niños, y enfermos.

CATEDRAL METROPOLITANA PROGRAMA DE SEMANA SANTA.


Arzobispado de Buenos Aires
OFICINA DE PRENSA




Lunes Santo
25 de marzo

Santas Misas 8.15, 9, 12.30 y 18 hs.
Vía Crucis por el interior del Templo 13.15 hs.

Confesiones de 9.45 a 13.15 y de 14.30 a 17.30 hs.

Martes Santo
26 de marzo

Santas Misas 8.15, 9, 12.30 y 18 hs.
Vía Crucis por el interior del Templo 13.15 hs.
Vísperas Solemnes 17.30 hs.
Confesiones de 9.45 a 13.15 y de 14.30 a 17.30 hs.

“Misa Criolla” de Ariel Ramírez interpretada por Zamba Quipildor - 19.30 hs.

Miércoles Santo
27 de marzo

Santas Misas 8.15, 9, 12.30 y 18 hs.
Vía Crucis por el interior del Templo 13.15 hs.
Vísperas Solemnes 17.30 hs.
Confesiones de 9.45 a 13.15 y de 14.30 a 17.30 hs.

Jueves Santo
28 de marzo

Solemne Misa Crismal 10 hs.
Preside: Mons. Joaquín M. Sucunza , Administrador Arquidiocesano.
Concelebrada por los Obispos Auxiliares y todo el presbiterio arquidiocesano.

Solemne Misa de la Cena del Señor  19 hs.
Preside: Mons. Raúl Martin, Obispo Auxiliar.

Rezo de los misterios luminosos del Santo Rosario: 17 y 18 hs.
Visita a las Siete Iglesias: 20.15, 21.15 y 22.15 hs.

Adoración al Santísimo Sacramento: Meditación “Tres presencias y un solo Señor” 21 hs. hasta Completas, Oración de la noche: 23.30 hs.

Confesiones de 17 a 24 hs.
El Templo permanece abierto desde las 8 hasta las 24 hs.

Viernes Santo de la Pasión y Muerte del Señor
29 de marzo

Laudes Solemnes, Oración de la mañana: 9.30 hs.
Oficio de Lecturas y Meditación junto al Señor en la Cruz: 11 hs.

Memoria de la hora de la muerte de Cristo: Canto de las Lamentaciones y veneración de la Reliquia de la Cruz - 15 hs.

Solemne Acción Litúrgica de la Pasión y Muerte del Señor. 17 hs.
Preside: Mons. Luis Fernández , Obispo Auxiliar.

Vía Crucis de la Ciudad (Av. De Mayo desde Plaza Congreso hasta Plaza de Mayo) 20.30 hs.
Preside: Mons. Eduardo H. García, Obispo Auxiliar.

Oración junto al Cristo Yacente hasta las 24 hs.

Visita a las Siete Iglesias: 9.30, 10.30, 11.30, 12.30 y 13.30 hs.
Vía Crucis por el interior del templo: 10.30 , 11.30, 12.30, 13.30, 18.30, 19.30 y 21 hs.
Rosario y Memoria Dolores de la Virgen: 10.15, 11.15, 12.15, 13.15, 14.15, 18.45, 19.45 y 20.45 hs.
Confesiones de 9.30 a 16.30 y de 18.30 a 23.30 hs.
El Templo permanece abierto desde las 8 hasta las 24 hs.

Sábado Santo
30 de marzo

Oficio de Lecturas y Meditación junto al sepulcro de Cristo: 11 hs.

Solemne Vigilia Pascual 21 hs.
Preside: Mons. Joaquín M. Sucunza , Administrador Arquidiocesano.

Confesiones de 10 a 12 y de 17.30 a 20 hs.
El Templo permanece abierto desde las 9 hasta las 23 hs.

Domingo de Pascua de Resurrección
31 de marzo

Solemne Misa Pascual Arquidiocesana 11.30 hs.
Confesión Apostólica de la Resurrección
Preside: Mons. Eduardo H. García, Obispo Auxiliar

Santas Misas de Pascua: 10, 13 y 18 hs.

El martes 26 de marzo, en la antesala de la Semana Santa , Zamba Quipildor interpretará la gran obra de Ariel Ramírez , en un concierto organizado por el Arzobispado de Buenos Aires.


MISA CRIOLLA EN LA CATEDRAL DEL PAPA FRANCISCO


El intérprete jujeño Zamba Quipildor cantará el próximo martes 26 de marzo, a las 19.30, en la Catedral Metropolitana una versión de “Misa Criolla” con motivo la Semana Santa.


El concierto es de ingreso libre y gratuito al público y está organizado por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y el Arzobispado de Buenos Aires.

El hecho de que se realice en la Catedral Primada tiene un significado especial en esta fiesta religiosa para los argentinos, por ser donde el arzobispo de Buenos Aires Jorge Bergoglio pronunciaba sus homilías antes de ser ungido Papa el 13 de marzo pasado.

Los que deseen podrán colaborar con el Gesto Solidario Arquidiocesano.

Una obra universal

La Misa Criolla de Ariel Ramírez fue compuesta y grabada en 1964 y obtuvo un gran éxito con discos de oro y platino. Es considerada una de las obras cumbres de la música argentina y en 1987 fue grabada por el tenor español José Carreras. Bajo el pontificado de Pablo VI el Vaticano la consideró una obra de importancia religiosa universal.

sábado, 23 de marzo de 2013

El Papa Francisco, desde que asumió la responsabilidad de ser el guía de la Iglesia, demostró ser un hombre sencillo, cuidando los detalles y las relaciones personales.



Una de las primeras llamadas que hizo el Papa fue a su hermana María Elena,  demostrando su condición de ahorrador, ya que le pidió que ‘dijera a toda la familia que estaba bien, que no los llamaba personalmente porque quebraría al Vaticano’.
El Papa Francisco también canceló su cita con el dentista y llamó al quiosquero que no iba a comprar más el diario, como si la noticia de su elección no era conocida en el mundo entero.
Desde que asumió , el Papa Francisco demostró que es un hombre sencillo, que cuida los detalles y las relaciones personales.

viernes, 22 de marzo de 2013

MARCHA, BENDICIÓN Y MISA DE RAMOS.


Arzobispado de Buenos Aires
OFICINA DE PRENSA


Agradecemos su difusión



MARCHA, BENDICIÓN Y MISA DE RAMOS





16 hs.
Marcha de Liniers a la Basílica San José de Flores
Marcha de Plaza Miserere a la Basílica San José de Flores

19 hs.
Santa Misa Arquidiocesana de Ramos presidida por Mons. Joaquín Sucunza , Administrador Arquidiocesano.